En El Trabajo Con PSORIASIS




La psoriasis es una enfermedad crónica cuyo avance puede producir algún tipo de discapacidad, especialmente, si evoluciona en artritis psoriásica, incluyendo enormemente en la calidad de vida de la persona causados por los dolores y la rigidez que tienen también su espejo en la vida laboral de quien lo sufre. Según los datos de una encuesta de la Fundación Nacional de Psoriasis de Estados Unidos, el 92% de las personas que está sin trabajo menciona su enfermedad como el único motivo principal. Algunos tienen trabajo pero deben faltar cuando la enfermedad no les deja otra opción, la psoriasis como enfermedad causante de ese absentismo laboral.


Recomendaciones para convivir con la psoriasis en el trabajo Para ayudarte en esta tarea compartimos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Habla de la situación con normalidad, una buena comunicación te ayudará a que entiendan tu situación y la afrontéis de la mejor manera posible. Si comentas las dificultades con las que te encuentras, la necesidad de acudir a las visitas con el médico, la posibilidad de sufrir un brote o el tener que utilizar los medicamentos, todo será mucho más fácil y sencillo.

  • Planifica y organiza bien tus citas médicas con el fin de que no supongan un problema en tu trabajo. Siempre es mejor hacerlo a primera o a última hora que en la mitad de la jornada. Lo mismo ocurre con el tratamiento. Si debes aplicártelo o utilizarlo en tu lugar de trabajo, procura que interfiera lo menos posible en tus tareas y busca un lugar en el que no incomodes a tus compañeros.

  • Mantén una actitud positiva porque siempre te ayudará a sobrellevar una situación que puede parecer extraña. Y no olvides que pedir ayuda no es nada malo ni vergonzoso, sino que puede serte de gran utilidad siempre que lo necesites.





56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo